MUNICIPIO DE LA PAZ
Documento elaborado para la Fundación Ciudad

Eduardo Pando, René Chávez, Ramiro Peralta, Hugo Arévalo, Paola Iturry, Danilo Alborta
Enero, 2016

En función a los resultados obtenidos a través del“Estudio de tarifas del servicio público de transporte colectivo de pasajeros en el municipio de La Paz”, a continuación se presentan algunas conclusiones, organizadas en temas fundamentales, respecto a los cuales se recomienda tomar medidas:
DESREGULACIÓN DEL SISTEMA DE TRANSPORTE
La no regulación del sistema de transporte y el control sobre el parque automotor de transporte público (tarjetas de operación) por parte de los
sindicatos de transporte ha llevado a una situación de precariedad de la operación para los operadores —altas jornadas laborales, sobreexplotación de
rutas, incremento de parque automotor de servicio público de baja capacidad (Trufis, Carrys y Minibuses).
A la vez, tarifas congeladas desde hace más de una década no han permitido que el mercado del transporte opere de forma eficiente y se pueda avanzar hacia soluciones de movilidad más adecuada para la ciudad.
La politización de la tarifa con posiciones contrapuestas entre operadores y juntas vecinales (usuarios) han concentrado la discusión de políticas de transporte en el ámbito del “ajuste de la tarifa” sin abordar aspectos centrales para la mejora del servicio y la mejora de la calidad de vida de los
operadores del transporte público en La Paz.
Un aspecto fundamental para lograr cambios en el sector es la regulación por parte del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP). Los sindicatos no cuentan con los mecanismos que permitan la auto regulación. Es necesario que el GAMLP ejerza mayores acciones de regulación del sector si se pretende una mejora paulatina en la calidad del servicio.
Parte de las herramientas para esta mejora serían:
(i) La tarjeta de operación entregada por el GAMLP (de forma anual y contra el
cumplimiento de los estándares de calidad requeridos).
(ii) Definición de flota y frecuencia mínima diaria y por horarios para cada una de las rutas, sujeto a multas y/o penalidades al Sindicato por
incumplimiento, incluyendo la pérdida de la concesión.
(iii) Un sistema de rastreo vía GPS que permita el control efectivo de flota y frecuencias de servicio; estudios origen y destino de las rutas más largas —que suelen atravesar las zonas más congestionadas de la ciudad— con vista a
una racionalización de las mismas.
(iv) Incentivos para la renovación de parque automotor de mayor capacidad y restricciones –progresivas— para la operación de vehículos antiguos y de baja capacidad.