CIUDAD Y CAMPO EN BOLIVIA:
PERSPECTIVA SOCIODEMOGRÁFICA

Presentación
CARLOS REVILLA: Un saludo a todos los que nos siguen en “Verdades Convencionales”.
Estamos iniciando este nuevo ciclo sobre temas urbanos y problemáticas urbanas.
Mi nombre es Carlos Revilla, estoy acompañado del experto en temas urbanos, el sociólogo
René Pereira Morató, quien nos va a ayudar este día a trabajar sobre un tema que en el lenguaje cotidiano es muy común para todos; pero que muchas veces no sabemos diferenciar.
RENÉ PEREIRA: Bueno, muy buenas tardes. Muchas gracias Carlos, por invitarme para
compartir algunos puntos de vista que espero sean un aporte para el debate y la reflexión.
Diferencia entre ciudad y lo urbano
CR: ¿Cuál es la diferencia entre la ciudad y lo urbano? o ¿entre ciudad y proceso de
urbanización?
RP: Quisiera partir porque hoy día el tema territorial está concitando una relevancia en la
reflexión y en la discusión. Cuando hablamos del tema territorial no solamente nos estamos
refiriendo a los aspectos físicos sino fundamentalmente al accionar y a la influencia de los
actores en su espacio físico. Y uno de los elementos que hoy día vemos, es el elemento de la
globalización que está influyendo en estas transformaciones territoriales en las que Bolivia
también no se halla exenta.
Hay dos elementos que marcan estos cambios territoriales de esta sociedad moderna. En primer
lugar, es la expansión urbana. Las ciudades están expandiéndose, creciendo en sus áreas de
desborde. Las ciudades tienen salidas y eso es lo que vemos. Ese es un elemento la expansión.
Pero el otro, es que la globalización, quiere tomar asiento fundamentalmente en las ciudades y
no en el campo y esto está produciendo una crisis de la estructura agrícola fundamentalmente.
Estos dos elementos: i. la expansión y ii. la crisis agrícola; van a permitir cuestionar severamente
ese viejo concepto de lo rural afincado a las actividades agrícolas y lo urbano a las actividades
de comercio y terciarias y de servicios.
Por lo tanto hoy día, el nuevo concepto rural/urbano por supuesto que tiene que superar
drásticamente dos elementos: el concepto demográfico cuantitativo; que no sirve sino para los
efectos funcionales y administrativos. Y el otro elemento, dicotómico: aquí el campo y aquí la
ciudad. Hoy día tenemos que hablar gracias a esta crisis agrícola y a esta expansión, como
elementos prácticamente que han roto las fronteras rurales/urbanas. Y hoy día podemos hablar
de un trasvasije de elementos rurales y urbanos, que aunque mantienen algunas características
están generando una nueva territorialización.
A esto quiero referirme con 2 elementos que me parecen sumamente ricos para el debate. El
primer concepto es el debate de la Rura-urbanización y el otro concepto es el de la periurbanización.
Cuando hablamos de la rura-urbanización nos referimos no a esa extensión del migrante rural
que llega a la ciudad; sino fundamentalmente qué es la influencia de la ciudad en el campo.
Yesto así que entonces sobre todo en ciertas partes, la actividad agrícola deja de ser esencial
para convertirse en una más de un conjunto de otras actividades económicas gracias al influjo
de las ciudades en el campo, por un lado.
Y por otro lado, el concepto de peri-urbanización, que no es sino la influencia del campo en las
ciudades. Cuando hablamos de peri- urbanización nos estamos refiriendo a la ruralización de
las ciudades.
De esto quisiera hablarte un poquito más adelante.
Clasificación de ciudades o sistema de
ciudades
CR: En esta lógica tan dinámica entre campo y ciudad, siguen siendo pertinentes estos
conceptos que definen pequeña ciudad, ciudad intermedia y ciudad grande en criterios
demográficos o de cantidad de población?,¿sigue siendo pertinente?
RP: Yo creo que no. Cuando hablamos de un sistema de ciudades, lo que tendríamos que
preocuparnos, no tanto de clasificarlas. Si esta ciudad es pequeña; si esta ciudad es mediana o
intermedia; o si esta ciudad es grande. Sino el corazón de este sistema de ciudades, debe ser la
interconexión y cómo realmente están vinculadas o no, dentro de un sistema de ciudades.
Cuando hablamos del sistema, nos estamos refiriendo a esa vinculación de los elementos con
el todo. Y realmente es eso lo que tendríamos que preocuparnos en un sistema de ciudades,
más que ese elemento clasificatorio que no ayuda mucho. Claro evidentemente el sentido
común, nos dice que una ciudad chica -no es verdad- no es lo mismo que la ciudad de Santa
Cruz que es la primera ciudad de Bolivia. Viacha no se puede comparar a la ciudad de El Alto,
evidentemente para eso sirve. Pero lo que tenemos que preocuparnos -en la perspectiva de una
política-, es en la integración, en la vinculación, en la interconexión entre todas las ciudades.
Pero no solamente entre ellas, sino fundamentalmente con el campo.
Política de ciudades
CR: Tú sabes que muchas veces nuestros conceptos definen nuestras acciones y en ese
sentido, dada esta interrelación, esta complejidad rural/urbana que ya no nos permite marcar
barreras específicas o claramente delimitadas entre campo y ciudad. ¿es posible abordar una
política de ciudades solamente concentrada en las ciudades del eje? o ¿es posible abordar una
política o es más bien más pertinente abordar una política urbana en acción?
RP: Sí bueno, estamos cuestionando muy fuertemente toda la actual manera de proceder con
las discusiones de la política urbana. El discurso oficial habla de una “política del sistema
integral de ciudades” y no está tomando precisamente este reto de comprender todas esas
vinculaciones inexorables entre el campo y la ciudad. Ellos quieren hablar de un sistema de
ciudades, seguramente para hacer proyectos, en las ciudades. Y no para realmente asumir el
desafío complejo de esta vinculación ¿qué es lo que queremos pues con la política urbana?
No queremos, solamente enlosetado, calles o proyectos urbanísticos. No queremos una
urbanización de proyectos. Queremos realmente que la urbanización sea un contribuidor para el
desarrollo. Eso es lo que queremos, para el crecimiento económico y para el desarrollo.
Por lo tanto yo creo que nos hace falta ver cómo realmente las ciudades se convierten en
ciudades productivas y éstas solamente pueden estar siendo tales -no es verdad- cuando están
totalmente vinculadas y yo creo con los entornos, con las influencias en este caso, urbanourbanos
o rural-urbanos también.
Fronteras entre campo-ciudad
CR: En esta lógica, parece que más que devenir de una definición administrativa o una
definición demográfica, la lógica de la urbanización en Bolivia tiene que ver con la gente. Con la
gente moviéndose del campo a la ciudad. Porque en el campo ya no puede tener todos los
medios para subsistir, hacia las periferias urbanas o hacia ciudades del eje o incluso hacia
ciudades del exterior. Digamos a emplearse en talleres de costura me imagino en Sao Paulo,
en Buenos Aires; en Lima, en Gamarra. Y la gente movilizándose permanentemente. ¿Tenemos
los elementos conceptuales metodológicos para abordar la complejidad de estos
desplazamientos de la gente? y ¿cómo está definiendo o redefiniendo las fronteras entre el
campo y la ciudad?
RP: Sí. Yo creo que tenemos parcialmente los instrumentos. Por ejemplo estudios migratorios,
estudios de flujos migratorios están marcando estos dimensionamiento del origen del tránsito y
del destino. Entonces en esa medida, es aceptable.
Lo que todavía falta en estas metodologías, es ver -no es verdad- los retornos. La dinámica que
se procede, porque no es tan lineal el proceso de movilidad humana. La población humana
realiza miles de trayectorias, motivadas por elementos familiares, elementos de salud,
elementos de muchas razones. Y por lo tanto, entonces hay una movilidad que es muy difícil,
sea comprendida solamente a través de este flujo lineal.
Un estudio de movilidad, un estudio migratorio es muy lineal y no agarra digamos la
complejidad. Por lo tanto, creo que hace falta otro tipo de metodologías. No es verdad; que
acompañen además del estudio de flujos, un estudio de carácter cualitativo para comprender las
subjetividades.
Areas metropolitanas
CR: Cuáles son los ámbitos que debería abordar actualmente en función de la reflexión que
acabas de hacer, la política urbana. ¿dónde concentrarse? ¿en las periferias? ¿en la relación
campo-ciudad? ¿en las ciudades intermedias? ¿en las áreas metropolitanas?
RP: Yo creo que evidentemente, las áreas metropolitanas tienen que ser definitivamente un
objeto de política urbana. Solo un dato el 58 por ciento de la población urbana reside en sólo 5
ciudades bolivianas: Santa Cruz, El Alto, La Paz, Cochabamba y Oruro. Ya solo en 5 al 58%, la
gran mayoría de la población sólo en 5 ciudades.
Las ciudades intermedias apenas son/eran, según el censo 2012, 1.9 millones de habitantes de
los 6.9 de población urbana. Entonces las ciudades intermedias, están bien ideológicamente
tratadas. Pero todavía no es de hecho, de facto; algo que realmente en sí, tiene mucha
preocupación.
Entonces en este momento, el debate de la política urbana está mirando a las metrópolis y está
mirando el sistema de ciudades y básicamente las ciudades intermedias. Pero hay un olvido. Un
olvido fundamental, que es el olvido, la exclusión, la segregación: a las periferias urbanas.
Y realmente mal dato. Porque, por que nadie puede negar, que la expansión urbana se está
dando, no precisamente en las metrópolis. Las metrópolis incluso están ralentizando su
crecimiento. La gran expresión urbana se está dando en las periferies.
Las ciudades crecen por estos cordones. Este acordonamiento que se sucede en las ciudades.
Ahí llegan los migrantes. Ahí llegan los multi locales y por lo tanto ese tiene que ser un objeto
principal de la política urbana.
Sobre todo los esfuerzos de construir ciudadanía. Y no es que nosotros tengamos que
enseñarles a cómo ellos tienen que ser ciudadanos; sino que también seguramente tenemos
que aprender mucho de esas soluciones; de esos imaginarios, de esas estrategias. Porque
probablemente ellos son más ciudadanos que nosotros, porque participan más en la cosa
urbana, en la cosa pública. Que por ejemplo en organizaciones como las de Irpavi o las de
Achumani donde hay un desconocimiento y hay cero participación entre todos los urbanitas
Por lo tanto yo creo que tomar el desafío de la política urbana es enfrentar: periferización, ciudades intermedias y ciudades grandes. Pero, ¿para qué? Para contribuir al desarrollo nacional. Es urbanización y desarrollo y no urbanización pese..
Gobernanzas, descentralización y autonomías
CR: Me surge una última pregunta René, en términos de gobernanza en este contexto. Y me pongo a pensar si todo el marco institucional de participación y control social, autonomías y gobernanza para atender esta dinámica actual es suficiente, ¿es pertinente o necesitamos ajustarlo?
RP: Todavía descentralización y autonomía es un reto enorme que tenemos que enfrentar. No es fácil, yo creo que lo que estamos viendo, sobre todas las periferias son proyectos puntuales.
Me refiero a ciudad, ciudades de verdad. Que está muy bien, algo hay que hacer. Pero yo creo que tenemos que ir mucho más allá. Tomar a las periferias -no es verdad- dentro de esquemas autonómicos y de descentralización. Conferir mucha importancia a los ciudadanos. Las periferias son también ciudad y también hay ciudadanos. Y por lo tanto, ellos tienen que ser capaces y empoderados de enfrentar los grandes desafíos y que incluso digamos tenga la capacidad de tener recursos para programar y planificar sus prioridades
Agradecimiento
CR: Muchas gracias René. Creo que estas reflexiones son muy importantes plantea del horizonte de los estudios urbanos y de las acciones precisamente para enfrentar esta problemática tan compleja esperamos que les haya gustado el programa si es así dennos like compartan con sus amigos y suscríbase a verdades convencionales. Muchas gracias y hasta la
próxima entrega.