Documento de análisis elaborado para la Fundación Ciudad

Marzo 2013
Bolivia presenta una gran diversidad de culturas y tradiciones que genera fricciones culturales, sobre todo entre el altiplano y las tierras bajas, hecho que se agudiza debido a los elevados niveles de desarraigo presentes en diferentes estratos de la población, vinculados al fenómeno de la migración. Estas diferencias se visibilizan especialmente en los ámbitos urbanos de ciudades como El Alto y Santa Cruz de la Sierra.
El desarrollo asimétrico de las ciudades, a su vez genera diferencias, en términos de ejercicio y justiciabilidad de derechos, igualdad de oportunidades y mejora de la calidad de vida; en este escenario los jóvenes y adolescentes están expuestos a procesos de alienación cultural y
pérdida de identidad, situación que se amplifica debido a la ausencia de espacios de reflexión y diálogo. Las oportunidades de trabajo para jóvenes y adolescentes en Bolivia siguen ligadas a la economía informal. Asimismo, no se percibe esfuerzos desde el sector público dirigidos a la
identificación de oportunidades de empleo formal que promueva capacidades y oportunidades.

Ciudad de El Alto.
La población de El Alto se estima en 1 millón de habitantes.. El Alto se ha convertido en una de las ciudades de mayor crecimiento poblacional, con una tasa de crecimiento intercensal de 5,1% siendo la más alta del país. El 32 % de la población alteña tiene entre 5 y 19 años de edad.
Según la metodología de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), el porcentaje de población pobre en la ciudad de El Alto es de 67%, mientras que la población no pobre alcanza a 33%.

Apenas el 7,5% de la población alteña considerada no pobre, vive con necesidades básicas satisfechas yel porcentaje de población que se encuentra en el umbral de pobreza es 26%;ambos grupos conforman la población considerada no pobre. Dentro de la población considerada pobre, el 49% vive en condiciones de pobreza moderada; 17% en condiciones de indigencia; y el 0,5% de la población alteña se encontraba en condiciones de marginalidad (INE,2008).
La tasa de analfabetismo en el municipio de El Alto es de 8% que esconde una brecha grande de género puesto que la tasa es de 2,4% en hombres y 13,2% en mujeres.. El promedio de años de estudio alcanza solamente a 8 años (INE, 2008).
En el nivel primario se tiene una cobertura del 98%, mientras que la educación secundaria en los mismos años es tan solo 39%, lo que expresa que la educación en la ciudad de El Alto es prioritariamente primaria, reduciéndose ésta a 8 años de escolaridad. Esto muestra que casi dos tercios de la población no ha superado la educación secundaria y por tanto no alcanzará el bachillerato.

Ciudad de Santa Cruz.
La población del departamento de Santa Cruz se estima en más de 2,5 millones de habitantes. Presenta una tasa de crecimiento poblacional de 2,7%. El 11 % de su población corresponde a personas cuyas edades están comprendidas entre 15 y 19 años. A su vez, dentro el distrito Plan 3000 el 26% de la población tiene entre 11 y 20 años de edad.

Según el documento: “POBREZA URBANA Niveles de incidencia en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra” (2006) de la Fundación Participación Ciudadana y Alivio a la Pobreza, el porcentaje de población pobre en Plan 3000 es 45 %, mientras que la población no pobre alcanza al otro 55 %, de los cuales el 9 % vive con necesidades básicas satisfechas y el restante 46% se encuentra en el umbral de la pobreza.
La tasa de analfabetismo en la ciudad de Santa Cruz es de 7%, evidenciándose también una fuerte becha de género puesto que el nivel de analfabetismo en los varones es de 4%, y en las mujeres es de 10%. El promedio de años de estudio alcanza a 8 años al igual que en El Alto. La tasa de asistencia escolar de la población comprendida entre 6 a 19 años es de 80%. En el nivel de educación primaria se tiene una cobertura del 86% , mientras que la educación secundaria tiene una cobertura de 54% de la población. Por otra parte, el 46% de la población de Plan 3000 no ha superado la educación secundaria y el 14% no tiene ninguna instrucción escolar.

La Constitución Política del Estado (CPE), la Ley 070 Avelino Siñani Elzardo Pérez y Plan Nacional de Desarrollo (PND), en los cuales la cultura es identificada como uno de los pilares fundamentales de la política nacional. El PND contempla tres políticas: (i) Interculturalidad, (ii) formalización de la apertura de espacios; y (iii) generación de identidad.